lunes, 18 de febrero de 2008

Goleo Boca

Goleo Boca Juniors .

Una de las mayores virtudes que Carlos Ischia pretende aplicar en Boca es la paciencia. No sobresaltarse ante alguna complicación, acomodarse y, desde la firmeza, atacar la mayor cantidad de veces posibles. Sin desesperarse, pero dejando en claro que busca un equipo ofensivo, que buscará ser protagonista en todos los estadios. Ayer, Argentinos vivió durante doce minutos en un espejismo generado por la desconcentración de algunos jugadores locales como Sebastián Battaglia o Morel Rodríguez, que perdieron algunas pelotas en la defensa y eso generó algún desequilibrio del movedizo Hauche. Hasta una desatención del volante central casi termina en un gol en contra luego de un blooper entre Paletta y Cáceres. Sin embargo, eso duró poco y los xeneizes se hicieron incontenibles en todas sus líneas para justificar una goleada por 4 a 0 que no resiste exageraciones: fue la diferencia real que existió entre unos y otros. El debut de Ischia en la Bombonera no podía ser mejor: mientras todavía busca el equipo ideal, redujo a su mínima expresión a un rival que siempre fue complicado para Boca, sobre todo en los últimos tiempos. Y ayer, a diferencia de lo ocurrido hace siete días en Rosario, se vio un equipo agresivo y confiado en cada intento. Además, no perdió el tiempo ni planificación porque en cada tiro libre hubo una jugada preparada. Pudo salir o no, pero es un arma xeneize más, que ahora se utiliza y que durante todo 2007 casi ni se tuvo en cuenta. Teniendo un ejecutor como Juan Román Riquelme se hace más sencillo, pero el resto también se mueve al compás suyo e interpreta el beneficio que se le puede sacar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario

 
Web Analytics